La mujer ante la disfunción eréctil

Para resolver los problemas de funcionamiento sexual, no hay peor cosa que una pareja que no este al 100% involucrada en el tratamiento de la misma.

Y es que la pareja juega un papel muy importante, ya yéndonos al caso de la mujer, en torno de cómo ella debe actuar frente a este trastorno que puede presentar su marido, y que muchas veces el no acepta, por miedo, pena o vergüenza.

Para que este tipo de disfunciones se presenten es necesario la convivencia en pareja, ya que es muy distinto cuando el hombre vive solo, y tiende a masturbarse, tal vez le ocurra pero, el lo vera como algo que no tiene importancia; muy al contrario cuando es casado porque ya tiene a alguien a quien debe responderle en la cama, y es allí cuando la mujer se da cuenta del problema que tiene su pareja, y que tal vez el, como ya lo mencione no lo acepte como tal, o ella lo vea desde otro punto de vista.

Entonces en si lo quiero referirme en este articulo es señalar cuan importante es que la mujer entienda el problema, y lo comprenda en base a la realidad de lo que esta pasando el varón, ya que la cantidad de respuestas, de acciones, de reclamos, de exigencias, que realmente están en base de situaciones poco realistas en la mente de las mujeres, que muchas veces lo que hacen es atrasar la recuperación del marido y como consecuencia también la recuperación de la vida en pareja.

Y es que la mujer muchas veces no comprende por completo lo que la disfunción eréctil puede causarle al hombre, claro hay hombres que culpan a sus mujeres, y ellas en la confusión no saben como actuar, tomando actitudes no idóneas, como por ejemplo pude llegar a ocurrir, que ellas comiencen a reclamarle a su marido que su falta de erección es a causa de una amante, o que ya ellas no les llaman la atención; como también ocurre el caso que el hombre le eche la culpa a ellas por que están feas, o gordas, o desalineadas, ocultando en realidad su problema sexual.

Frente a esta situación la mujer debe armarse de valor, y buscar ayuda tanto para ella como para su marido, y ver que la falta de erección es algo que no depende de la persona, sino que hay muchas otras causas que pueden ocasionarla, como las psicológicas donde lo invaden las ideas de temor, falta de autoestima, siente que toda la responsabilidad de placer la tiene el,  o las  biológicas donde pueden ser productos de enfermedades como la diabetes, hipertensión, enfermedades de la próstata etc, es por ello lo indispensable que es que la persona lleve un buen ritmo de vida, en cualquiera que sea el caso que el especialista diagnostique, entonces ella deberá sentarse  con su pareja e intentar hablar de buena manera para que entre los dos busquen la mejor solución, y puedan rescatar la relación que llevan.