Infecciones de Transmisión sexualidad en Mujeres

Las mujeres por ser receptoras, muchas veces no se percatan de ciertas infecciones o enfermedades de carácter sexual que pueden tener alojadas en su organismo; sin embargo ya cuando se les presentan los síntomas, es que se dan cuenta de que han sido contagiadas.

En el cuidado que debe tener la mujer, existe la prevención de las infecciones de transmisión sexual, que ponen en alerta a todos los organismos de salud, debido a que como ya les mencione, muchas de ellas no desarrolla los síntomas, ponen en riesgo no solo su salud sino también de aquellas personas que no están enfermas.

Los especialistas recomiendan la asistencia periódica a su ginecólogo de confianza para poder estudiarlas y ver si están o no infectadas de alguna de estas enfermedades.

Las infecciones de transmisión sexual en las mujeres más comunes son:

Candidiasis: Producida por el hongo de la Cándida, este generalmente se mantiene bajo control, pero cuando hay alguna alteración en su crecimiento puede causar malestar en la mujer, como picazón, ardor, abundante flujo vaginal etc.

Vaginitis: la vaginitis, es una infección o inflamación, de la mucosa vaginal. La vagina tiene muchos microorganismos que se encargan de que esta funcione bien, y a veces este equilibrio se ve alterado por muchas causas como toma de antibióticos, cambios hormonales etc.

Clamidia: es una infección que no siempre da síntomas, la mujer puede estar infectada y no darse cuenta de que tiene clamidia, esta infección si no es tratada a tiempo puede causar infertilidad.
Gonorrea: normalmente es una infección que provoca mucho flujo vaginal, dolor abdominal, dolor en la pelvis, nauseas y a veces fiebre.

Sífilis: es una infección que se presenta en etapas, normalmente   se muestra como una lesión o llaga en los genitales que es indolora, que desaparece y luego aparece presentando otros síntomas.

Estas infecciones pueden ser diagnosticadas de manera muy fácil y tratadas por medio de antibióticos, se recomienda que la pareja siga el mismo tratamiento para evitar recaídas o que continúe la transmisión sexual de estas enfermedades.

Dentro de este mismo orden también aparecen otra clase de infecciones que son resistentes a los antibióticos, pero los tratamientos que se recomiendan son para disminuir los síntomas de las mismas, ya que no tienen cura;   las cuales son:

Herpes genital: es una infección que es muy común, normalmente se presenta con una erupción de llagas o ampollas en la zona genital; suele ser muy doloroso si es la primera vez que se infecta de ella, los síntomas que demuestra es picor, ganglios inflamados, fiebre y dificultad para orinar.

Molescum contagioso: No es tan grave para la salud, pero si es poco estético, se pueden eliminar en consultas con el ginecólogo o el mismo cuerpo se encarga de eliminarlos.

VPH: es un virus asociado con verrugas genitales, y a veces con displaxia cervical, que son los cambio a nivel celular en la parte inferior del útero, en el cérvix, que sino se detecta ni se trata puede llevar a cáncer de cérvix, es por ello la importancia de realizarse estudios periódicos para su diagnostico.