Relaciones Homosexules.

La homosexualidad es un tema que hasta nuestros días se mantiene con cierto tabú, porque en nuestra sociedad heterosexual, no es bien visto, y aunque ya se hayan aprobado leyes a favor a este tipo de relaciones del mismo sexo, no son bien vistas.

Pero aquí no se vino a hablar mal ni de los homosexuales, bisexuales, ni heterosexuales, ya que la idea es respetar la ideología y orientación sexual de cada quien.

 Las relaciones homosexuales se pueden definir como la unión sentimental y sexual entre dos personas del mismo sexo ( hombre- hombre) ( mujer- mujer). En realidad ni la ciencia ha podido descubrir de donde surge este tipo de orientación sexual, pero la historia nos enseña que el homosexualismo ha estado presente desde hace ya varios siglos antes de Cristo, entre las civilizaciones mas poderosas que existieron en nuestro planeta.

Este tipos de relaciones, aunque muchas veces los vemos felices y comprometidos el uno con el otro, también presentan sus grados de dificultad igual que cualquier pareja heterosexual, porque muchas veces alguna de las partes no comprenda su compromiso y pueda hacer cosas que le molesten al otro.

Las personas homosexuales sienten el amor como la plenitud máxima, ellos necesitan compenetrarse con su pareja, pero sin caer en el asfixiamiento, ya que cada uno tiene su propio rol, y su espacio.

 Las discusiones en este tipo de relaciones, la mayoría de las veces no suceden porque les dio por pelear, sino porque realmente necesitan hacer correcciones en la relación, claro no quiero decir con esto, que sean perfectos, porque también les puede pasar que discutan por todo o por nada y se cansen el uno del otro.

Muchos hombres homosexuales, buscan relacionarse por interés, convirtiéndose en parásitos, muchos en su comunidad no son bien vistos por esto, pero claro, no todos son así, la gran mayoría se destaca por ser personas independientes y trabajadoras.

Si bien es cierto, los hombres gay suelen ser muy divertidos, cualquiera que hayamos podido compartir con uno de ellos sabemos que es así, incluso muchos son realmente fieles a su pareja, pero como todo, al igual que los heterosexuales, siempre existe la tentación, por lo que no perdonan que venga otro chico gay a coquetearle a su pareja, esto se ve mas que todo en las discotecas, bares o fiestas, donde pueden proliferar este tipo de casos.

En una relación homosexual es esencial la confianza y el respeto mutuo, muchas relaciones de este tipo pueden caer en lo que llamamos “dejarse dominar”, no es la idea en ningún tipo de relación homo o hetero, caer en esto, ya que nadie es dueño de nadie, cada quien es libre y autónomo en sus decisiones, igual hay que saber tratar al otro, porque se puede caer en la violencia, sino se corrige este tipo de conductas a tiempo.

Las relaciones homosexuales, no son tan diferentes a la nuestra en realidad, ellos igual son seres humanos, que rien, lloran, sufren, gozan, cantan, bailan, es importante respetarlos y tratarlos como personas.